“LA JUSTICIA EN ESTE PAÍS, UNA PUTA MIERDA” (Exjuez Baltasar Garzón) Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

General Dávila

La todavía ministra de Justicia Dolores Delgado

Baltar, Lola y compañía. La conversación sonroja al más pintado. Entre la caverna y la taberna. Cuando se mezclan ambas, el resultado es un desastre o “una puta mierda” que diría el ex.

Conversaciones de amigos entre la todavía ministra de Justicia, cuando era fiscal de la Audiencia Nacional, el inspector Villarejo y el exjuez Garzón.

El inspector Villarejo

El CIS lo tapa todo. Suben y suben.Unos pocos saben mucho y muchos saben un poco…, de lo que aquí está pasando. Esto es demasiado serio como para que nosotros, el conjunto, no sepamos nada. Les aseguro que algo hay. Más que algo; lo que hay es mucha mierda escondida y perdonen por el tabernario lenguaje que uso para ponerme al nivel de la caverna ¿o de la taberna? Definen el lugar quienes lo ocupan.

La venganza circula por las alcantarillas…

Ver la entrada original 592 palabras más

Anuncios

CONTRA LA INDEPENDENCIA FIRMEZA. NO BAJARSE LOS PANTALONES Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

General Dávila

Pedro Sánchez-Torra el dúo dinámico

A los ataques de Torra, a los insultos al pueblo español, el Gobierno de España reacciona: más diálogo, hablar más ¿Hablar de qué? ¿Dialogar sobre qué?

El enfrentamiento de quien apoya al Gobierno, Torra,  llama a la violencia. El concepto de violencia es muy delicado. Llama a la fuerza. Termina con el diálogo y da paso al enfrentamiento. Hay que cortarlo de raíz. Por lo sano, si es que algo sano queda. Porque el provocador apoya al que se sostiene el Gobierno y en sus enredos resulta ser el provocado. ¿Serán lo mismo provocador y provocado? Entonces sí que estamos perdidos.

Pedro Sánchez juega con la Nación, que no es suya. La responsabilidad está en la Ley. Las Instituciones son responsables de su cumplimiento y unas deben ser exigentes con las otras.

Del poder simbólico hay que pasar al material. Basta de declaraciones. Hay prisa…

Ver la entrada original 666 palabras más