Nuestra bandera.

Bandera de España-Uso civil.

De un tiempo a esta parte han proliferado las muestras públicas de nuestra bandera, la única bandera nacional, pues siendo España una única nación no puede haber más enseñas nacionales. Son especialmente numerosas las que florecen en los balcones con ocasión de la participación de la selección nacional de fútbol en los distintos campeonatos internacionales, fundamentalmente de Europa y del Mundo, lo que es muy de agradecer.

También podemos ver nuestra enseña nacional en multitud de objetos, como pegatinas para el automóvil, etiquetado de precios, incuso en los logos de los vehículos oficiales de nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, como Guardia Civil o Policía Nacional, lo que también es de agradecer.

Es sin embargo en este último punto donde encontramos más incorrecciones  a la hora de representar nuestra bandera, la bandera de España. Me explico.

Dispone el artículo 4 de nuestra Constitución (más bien Carta Otorgada al haber sido elaborada sin convocatoria de Cortes Constituyentes, como debería haberse hecho), lo siguiente:

Artículo 4

1. La bandera de España está formada por tres franjas horizontales, roja, amarilla y roja, siendo la amarilla de doble anchura que cada una de las rojas.

 Es una disposición breve, sencilla, sin complejidad alguna de interpretación, por lo que a la vista de lo que expondré a continuación muchos particulares, entidades, y lo que es peor, organismos públicos, entiendo que solamente leen su primer inciso, hasta la coma (,) anterior a la conjunción copulativa (y). Así suelen dibujar banderas española como ésta:

Pseudobandera

A simple vista se puede padecer confusión, pero cuando se ponen una junto a otra se aprecia la diferencia, como podemos apreciar en la siguiente imagen.

Bandera y Pseudobandera

El error, tan extendido, puede deberse a la repulsa de las actuales generaciones a lo que es la lectura en general y la lectura de temas históricos en especial. De haberse leído, y asimilado -pues el artículo 4 en el único apartado que debería tener es bien claro al respecto- la disposición que regula su uso en el siglo XVIII, la Ordenanza General de 28 de mayo de 1875, Tratado IV, Título I, esto no habría ocurrido. Dice esta disposición:

Para evitar los inconvenientes y perjuicios que ha hecho ver la experiencia puede ocasionar la Bandera Nacional de que usa Mi Armada Naval y demás Embarcaciones Españolas, equivocándose a largas distancias ó con vientos calmosos con la de otras Naciones, he resuelto que en adelante usen mis Buques de guerra de Bandera dividida a lo largo en tres listas, de las cuales la alta y la baja sean encarnadas y del ancho cada una de la cuarta parte del total, y la de enmedio, amarilla, colocándose en ésta el Escudo de mis Reales Armas, reducido a los dos quarteles de Castilla y León, con la Corona Real encima; y el Gallardete en las mismas tres listas y el Escudo a lo largo, sobre Quadrado amarillo en la parte superior. Y que las demás Embarcaciones usen, sin Escudo, los mismo colores, debiendo ser la lista de enmedio amarilla y del ancho de la tercera parte de la bandera, y cada una de las partes dividida en dos partes iguales encarnada y amarilla alternativamente, todo con arreglo al adjunto diseño. No podrá usarse de otros Pavellones en los Mares del Norte por lo respectivo a Europa hasta el paralelo de Tenerife en el Océano, y en el Mediterráneo desde el primero de año de mil setecientos ochenta y seis; en la América Septentrional desde principio de julio siguiente; y en los demás Mares desde primero del año mil setecientos ochenta y siete. Tendréislo entendido para su cumplimiento.

Señalado de mano de S.M. En Aranjuez, a veinte y ocho de mayo de mil setecientos ochenta y cinco

Ahí, en mi humilde opinión, es donde se encuentra la clave: en no considerar que el alas bandas rojas de los extremos son “del ancho cada una de la cuarta parte del total”.

esp-f-1785-buques guerra-plazas marítimas esp-f-1785-mm

En cuanto a la inserción del escudo en la bandera, también se contiene en esta disposición, aunque referido a la bandera para los navíos de la Marina Mercante , que al principio fue distinta, que ésta fuese “DE LOS MISMOS COLORES, SIN ESCUDO”. Hoy, para el uso civil de la bandera, ésta sin escudos, como en la imagen de esta cabecera.

En consecuencia, parece que lo más correcto es que la bandera nacional, en su uso por autoridades, organismos e instituciones públicas, incorpore el ESCUDO QUE LO SEA DEL ESTADO EN CADA ÉPOCA.

Para el uso civil de la bandera, por el contrario, su uso más correcto es el de la bandera nacional SIN ESCUDO.

Son numerosos los ejemplos de incorrecta representación de nuestra bandera, como se puede apreciar en las imágenes siguientes.

No supone ningún esfuerzo utilizar para el trazo de las bandas, al trazar la gualda central con un pincel de doble anchura en pixels que el pincel de las rojas,  o dar dos pinceladas de gualda, como vemos en este sencillo diseño.

Bandera pincel.png

Si es tan fácil, por qué ese empecinamiento en hacerlo mal, especialmente desde la propia Administración Central del Estado que debería velar por el exacto cumplimiento de las normas.

Hagámoslo bien, por favor.

Gracias.

Anuncios