Al Defensor del Pueblo.

Harto ya de la tomadura de pelo a la que Gobierno, oposición, legisladores, jueces y magistrados españoles nos tienen sometidos con el asunto de las ilegales mascarillas, me he decidido a interponer la oportuna queja ante el Defensor del Pueblo, si es que dicha institución no es una mera entelequia, con suculentos sueldos y prebendas la el titular, sus dos adjuntos y todo el personal a su servicio.

Dicha queja es la que a continuación se expone:

AL DEFENSOR DEL PUEBLO

     , DNI/NIF      ,      , con domicilio para notificaciones en       y su calle de      , núm.      , ante V.E. comparezco y como mejor en Derecho proceda,

DIGO:

Que pese a la finalización de los dos estados de alarma, la población se resiste a dejar de utilizar la mascarilla y en los establecimientos se continúa exigiendo el uso de ésta, sin que exista razón alguna para ello: ni científica, ni jurídica; por lo que mediante el presente escrito vengo a solicitar que por V.E. se excite al Gobierno de la Nación a publicar que desde la finalización del estado de alarma decretado mediante el R.D. 463/2020, de 14 de marzo, cuya vigencia se extendió hasta las 00:00 horas del día 24 de mayo de 2020, dichas mascarillas fáciles dejaron de ser obligatorias en todo lugar y ocasión. Se basa esta petición en las siguientes

ALEGACIONES:

PRIMERA.- Las mascarillas faciales fueron impuestas en aplicación de lo dispuesto en el artículo 4. 3 del R. D. 463/2020, de 14 de marzo. Disposición que perdido su vigencia desde el pasado 24 de mayo de 2020, como en el propio BOE se refleja:

Advertencia sobre la extinción de la vigencia de dispuesto por el R.D. 463/2020, de 14 de marzo y de todas las disposiciones emanadas en aplicacción del mismo.

SEGUNDA.- La propia O.M. de Sanidad: Orden SND/422/2020, de 19 de mayo, (https://www.boe.es/eli/es/o/2020/05/19/snd422) se expone:

“TEXTO ORIGINAL

Como consecuencia de la acelerada evolución de la situación de emergencia de salud pública ocasionada por el COVID-19, a escala nacional e internacional, el Gobierno, al amparo de lo dispuesto en el artículo cuatro, apartados b) y d), de la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio, declaró, mediante el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, el estado de alarma en todo el territorio nacional con el fin de afrontar la crisis sanitaria, el cual ha sido prorrogado en cuatro ocasiones, la última con ocasión del Real Decreto 514/2020, de 8 de mayo, hasta las 00:00 horas del día 24 de mayo de 2020, en los términos expresados en dicha norma.”

Esto es, la obligatoriedad del uso de mascarillas es una medida preventiva adoptada en aplicación de lo dispuesto en el R.D. 466/2020, de 14 de marzo, para evitar o disminuir los riesgos derivados de la expansión de la supuesta pandemia ocasionada por el supuesto virus deonimnadoSARS-COV-2, supuesto causante de la supuesta enfermedad denominada “COVID 19” por siglas en inglés, o Enfermedad por Coronavirus de 2019.

Y en la misma OM SND/422, de 19 de mayo (https://www.boe.es/eli/es/o/2020/05/19/snd422), en su Disposición Final 2ª, se refleja.

“La presente orden surtirá plenos efectos desde el día siguiente al de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado» y mantendrá su eficacia durante toda la vigencia del estado de alarma y sus posibles prórrogas.”

TERCERA.- De lo expuesto en los precedentes, resulta que la obligatoriedad del uso de la mascarilla lo es en aplicación de una medida concreta dictada en aplicación de lo dispuesto en el artículo 4.2.d)  del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, el estado de alarma en todo el territorio nacional con el fin de afrontar la crisis sanitaria, declarado  al amparo de lo dispuesto en el artículo cuatro, apartados b) y d), de la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio.

Se trata por tanto de una obligatoriedad que en la propia norma que la establece, lleva implícita su pérdida de efectos, conforme se expresa en su D.F. 2ª, donde expresamente dice que “mantendrá su eficacia durante toda la vigencia del estado de alarma y sus posibles prórrogas.”

Algo que, conforme se expone en el primer párrafo de su Exposición de Motivos, se produce a las 00:00 horas del día 24 de mayo de 2020.

¿Por qué, desde ese momento hasta hoy se continúa exigiendo en medios de transporte públicos y locales cerrados el uso de la mascarilla, prohibiéndote su entrada al mismo en caso de no llevarla?

CUARTA.- Por todo ello me veo en la necesidad de recurrir a V.E. con el fin de que inste al Gobierno, al Congreso de los Diputados y al Senado a que emitan disposiciones por las que se obligue a las empresas responsables de los medios de transporte y locales comerciales de cualquier uso que cesen en su requisito de obligar a sus clientes, visitantes, usuarios y en general, a llevar mascarillas faciales, que dejaron de ser obligatorias a las 00:00 h del día 24 de mayo de 2020.

A lo anteriormente expuesto en los precedentes apartados, son de aplicación los siguientes

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

  1. PROCESALES

I Legitimación y competencia. (Ley Orgánica 3/1981, de 6 de abril, del Defensor del Pueblo, LODP en lo sucesivo)

CAPÍTULO PRIMERO

Iniciación y contenido de la investigación

Artículo noveno.

Uno. El Defensor del Pueblo podrá iniciar y proseguir de oficio o a petición de parte, cualquier investigación conducente al esclarecimiento de los actos y resoluciones de la Administración pública y sus agentes, en relación con los ciudadanos, a la luz de lo dispuesto en el artículo ciento tres, uno, de la Constitución, y el respeto debido a los Derechos proclamados en su Título primero.

Dos. Las atribuciones del Defensor del Pueblo se extienden a la actividad de los ministros, autoridades administrativas, funcionarios y cualquier persona que actúe al servicio de las Administraciones públicas.

II. Capacidad. (De la citada LODP)

Artículo diez.

Uno. Podrá dirigirse al Defensor del Pueblo toda persona natural o jurídica que invoque un interés legítimo, sin restricción alguna. No podrán constituir impedimento para ello la nacionalidad, residencia, sexo, minoría de edad, la incapacidad legal del sujeto, el internamiento en un centro penitenciario o de reclusión o, en general, cualquier relación especial de sujeción o dependencia de una Administración o Poder público.

III. Procedimiento. (De la citada LODP)

Artículos 18 a 31 de la citada LOPD.

  • MATERIALES
  • CÓDIGO CIVIL

TÍTULO PRELIMINAR

De las normas jurídicas, su aplicación y eficacia

CAPÍTULO I

Fuentes del derecho

Artículo 1.

1. Las fuentes del ordenamiento jurídico español son la ley, la costumbre y los principios generales del derecho.

2. Carecerán de validez las disposiciones que contradigan otra de rango superior.

3. La costumbre sólo regirá en defecto de ley aplicable, siempre que no sea contraria a la moral o al orden público, y que resulte probada.

Los usos jurídicos que no sean meramente interpretativos de una declaración de voluntad, tendrán la consideración de costumbre.

4. Los principios generales del derecho se aplicarán en defecto de ley o costumbre, sin perjuicio de su carácter informador del ordenamiento jurídico.

5. Las normas jurídicas contenidas en los tratados internacionales no serán de aplicación directa en España en tanto no hayan pasado a formar parte del ordenamiento interno mediante su publicación íntegra en el «Boletín Oficial del Estado».

6. La jurisprudencia complementará el ordenamiento jurídico con la doctrina que, de modo reiterado, establezca el Tribunal Supremo al interpretar y aplicar la ley, la costumbre y los principios generales del derecho.

7. Los Jueces y Tribunales tienen el deber inexcusable de resolver en todo caso los asuntos de que conozcan, ateniéndose al sistema de fuentes establecido.

Artículo 2.

1. Las leyes entrarán en vigor a los veinte días de su completa publicación en el «Boletín Oficial del Estado», si en ellas no se dispone otra cosa.

2. Las leyes sólo se derogan por otras posteriores. La derogación tendrá el alcance que expresamente se disponga y se extenderá siempre a todo aquello que en la ley nueva, sobre la misma materia sea incompatible con la anterior. Por la simple derogación de una ley no recobran vigencia las que ésta hubiere derogado.

3. Las leyes no tendrán efecto retroactivo, si no dispusieren lo contrario.

CAPÍTULO II

Aplicación de las normas jurídicas

Artículo 3.

1. Las normas se interpretarán según el sentido propio de sus palabras, en relación con el contexto, los antecedentes históricos y legislativos, y la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas, atendiendo fundamentalmente al espíritu y finalidad de aquellas.

2. La equidad habrá de ponderarse en la aplicación de las normas, si bien las resoluciones de los Tribunales sólo podrán descansar de manera exclusiva en ella cuando la ley expresamente lo permita.

Artículo 4.

1. Procederá la aplicación analógica de las normas cuando éstas no contemplen un supuesto específico, pero regulen otro semejante entre los que se aprecie identidad de razón.

2. Las leyes penales, las excepcionales y las de ámbito temporal no se aplicarán a supuestos ni en momentos distintos de los comprendidos expresamente en ellas.

3. Las disposiciones de este Código se aplicarán como supletorias en las materias regidas por otras leyes.

…/…

Bien, vemos pues que nuestro sistema legal está basado en un ordenamiento jurídico y no en un conglomerado inconexo de leyes -por más que a veces lo parezca e incluso algunas instancias así lo interpreten- escogiendo del conglomerado la aquellas leyes que parezcan favorecer su interpretación de la misma. No, no es eso. La característica de un ordenamiento es que se trata de un conjunto ordenado de disposiciones legales, supeditado a la jerarquía normativa, que nuestra tan prostituida como mal llamada Constitución de 1978, viene a reconocer y reflejar en su artículo noveno, cuando establece:

“Artículo 9

1. Los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico.

2. Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social.

3. La Constitución garantiza el principio de legalidad, la jerarquía normativa, la publicidad de las normas, la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales, la seguridad jurídica, la responsabilidad y la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos.”

Veamos pues, en qué consisten estas disposiciones, deteniéndonos en aquellas que son realmente esenciales en el desarrollo de este trabajo: el imperio de la ley y la jerarquía normativa.

La primera, el sometimiento al imperio de la ley es clara y no necesita explicación: No sólo los ciudadanos estamos sometidos a la Constitución, sino que los poderes públicos, desde S. M. el Rey como Jefe del Estado y Capitán General de sus Fuerzas Armadas, hasta el último funcionario del último Ayuntamiento, como miembros de los gobiernos y de la Administración del Estado, la Comunidad Autónoma o el Ayuntamiento, están sometidos a las disposiciones de la Constitución y del resto del ordenamiento jurídico.

Veamos ahora qué sea la jerarquía normativa, ya enunciado en nuestro veterano Código Civil de 1889, que en el apartado 2 de su artículo 1 dispone:

2. Carecerán de validez las disposiciones que contradigan otra de rango superior.

Esto es, desde el principio, cuando se habla del ordenamiento jurídico español ya se establece que el mismo no es un “totum revolutum” de normas, del que cada cual aplica la que más le conviene. No. Deja meridianamente claro que entre las disposiciones legales de nuestro ordenamiento hay un rango que establece la prioridad existente entre ellas, al igual que en un Ejército hay prioridad entre las órdenes emanadas del Capitán General, Jefe de todo el Ejército y las emanadas del Cabo, jefe de su escuadra de cinco soldados, Creo que esto será comprendido perfectamente por todos, especialmente por aquellos que cumplimos con nuestro Servicio Militar, por lo que no necesito extenderme. 

Entendemos, pues, por jerarquía normativa, el diferente rango de prevalencia entre las diferentes normas que integran nuestro ordenamiento jurídico, desde la Constitución hasta la Orden Ministerial, la Resolución de un Director General, o la Ordenanza Municipal o Edicto de un Alcalde.

  1. En la cúspide, nos encontramos con la mal llamada Constitución de 1978.
  2. A continuación, en segundo lugar vendrían los Tratados Internacionales suscritos y ratificados por España y publicados en el BOE, o las Directivas de la UE de aplicación directa sin necesidad de transposición a las legislaciones nacionales.
  3. Le siguen en rango, en tercer lugar, las Leyes, que a su vez se diferencian en
    1. Leyes Orgánicas, que son para las que en la Constitución se establece esta reserva de ley orgánica para determinadas materias, emanadas de las Cortes Generales y para cuya aprobación se requieren unos determinados requisitos en un a modo de poder constituyente residual a que se refería el profesor Eduardo García de Enterría, pero con todo respeto, muy traído con alfileres, pues en España esto que llamamos Constitución, ni fue elaborada en un mandato constituyente, no por un poder constituyente, sino que fue pergeñada a modo de Carta Otorgada -incluidas escenas de sofá en Parador Nacional para ocultar la participación en ella del “Aitá” Arzallus- por un poder constituido y en una legislatura ordinaria y no constituyente. Entre ellas se encuentra la LO 4/1981 de 1 de junio de los estados de alarma, excepción y sitio, a la que hemos hecho referencia al principio y sobre la volveremos.
    1. Leyes (Ordinarias) del Estado, que son aquellas para las que la Constitución establece una reserva de ley, emanadas igualmente del Poder Legislativo.
    1. Legislación delegada, emanada del Poder Ejecutivo, por mandato o delegación del Legislativo, o por razón de urgente necesidad, son de dos tipos:
      1. Reales Decretos-Leyes, generalmente empleados para elaborar lo que se conoce cono Textos Refundidos de Leyes previamente vigentes, pero sometidas a numerosas reformas, con el fin de expurgar lo obsoleto y derogado, redactando nuevo texto renumerando sus artículos en vigor.
      1. Reales Decretos-Leyes, emanados directamente del Gobierno por razón de su urgente necesidad y sometidos al control parlamentario, que deberá convalidarlos dentro de un plazo establecido para ratificar su rango de ley. En caso de ser rechazado, deberá ser tramitado como proyecto de ley ordinaria, pudiendo ser rechazado de nuevo, con lo que se produce su derogación efectiva. Por cierto, es algo que en la presente legislatura ya ha ocurrido.
    1. Leyes de las Comunidades Autónomas, emanadas de las Asambleas Legislativas de las diferentes CCAA, por razón de la competencia que en la materia les haya sido transferida desde el Estado en aplicación de los preceptos constitucionales. Entre ellas y las del Estado, pues, no hay diferente rango, sino diferente ámbito material de aplicación en función del territorio y de la competencia.
  4. Reales Decretos, que son las normas emanadas del Poder Legislativo, adoptadas en Consejo de Ministros, y sujeta al principio de legalidad. Esto es, para que pueda dictarse un Real Decreto debe haber previamente una norma de rango superior, una Ley, que lo contemple.
    1. Decretos de las Comunidades Autónomas, emanadas de sus respectivos órganos de Gobierno, dentro de las competencias transferidas y con la misma sujeción que los Reales Decretos al principio de legalidad.
  5. Órdenes Ministeriales, aquellas cuya finalidad es el desarrollo y aplicación de los Reales Decretos, conforme a la competencia del departamento ministerial de que se trate.
  6. Resoluciones, aquellas dictadas porlosMinistros, Consejeros y Directores Generales, conforme a lo dispuesto en las Órdenes Ministeriales para su aplicación.
  7. En el ámbito municipal, las ordenanzas del Ayuntamiento pleno publicadas en el BOP y los edictos y bandos de los Alcaldes, en materias de su competencia.

Hasta aquí la pirámide de la jerarquía normativa de nuestro ordenamiento jurídico, que puede verse representada en la siguiente pirámide.

Pirámide de jerarquía normativa espalola.

Establecida la jerarquía normativa propia de nuestro ordenamiento jurídico veamos ahora las normas legales que establecen la obligatoriedad del uso de las mascarillas.

La primera disposición legal sobre el uso de mascarillas la encontramos en la siguiente

Orden SND/422/2020, de 19 de mayo, por la que se regulan las condiciones para el uso obligatorio de mascarilla durante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. Se encuentra publicada en el BOE y en su Exposición de Motivos, se dice:

“TEXTO ORIGINAL

Como consecuencia de la acelerada evolución de la situación de emergencia de salud pública ocasionada por el COVID-19, a escala nacional e internacional, el Gobierno, al amparo de lo dispuesto en el artículo cuatro, apartados b) y d), de la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio, declaró, mediante el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, el estado de alarma en todo el territorio nacional con el fin de afrontar la crisis sanitaria, el cual ha sido prorrogado en cuatro ocasiones, la última con ocasión del Real Decreto 514/2020, de 8 de mayo, hasta las 00:00 horas del día 24 de mayo de 2020, en los términos expresados en dicha norma.”

…/…

“El artículo 4.2.d) del citado Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, determina que, para el ejercicio de las funciones previstas en el mismo y bajo la superior dirección del Presidente del Gobierno, el Ministro de Sanidad tendrá la condición de autoridad competente delegada, tanto en su propia área de responsabilidad como en las demás áreas que no recaigan en el ámbito específico de competencias de los demás Ministros designados como autoridad competente delegada a los efectos de este real decreto.

En concreto, de acuerdo con lo establecido en el artículo 4.3 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, el Ministro de Sanidad queda habilitado para dictar las órdenes, resoluciones, disposiciones e instrucciones interpretativas que, dentro de su ámbito de actuación como autoridad delegada, sean necesarias para garantizar la prestación de todos los servicios, ordinarios o extraordinarios, en orden a la protección de personas, bienes y lugares, mediante la adopción de cualquiera de las medidas previstas en el artículo once de la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio.”

…/…

En su virtud, con arreglo a las facultades previstas en el artículo 4.3 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, dispongo:

Artículo 1. Objeto.

La presente orden tiene por objeto regular el uso obligatorio de mascarilla por parte de la población.

A los efectos de lo dispuesto en la presente orden, se entenderá cumplida la obligación a que se refiere el apartado anterior mediante el uso de cualquier tipo de mascarilla, preferentemente higiénicas y quirúrgicas, que cubra nariz y boca. Se observarán, en todo caso, las indicaciones de las autoridades sanitarias acerca de su uso.

…/…

Disposición final segunda. Efectos y vigencia.

La presente orden surtirá plenos efectos desde el día siguiente al de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado» y mantendrá su eficacia durante toda la vigencia del estado de alarma y sus posibles prórrogas.

Madrid, 19 de mayo de 2020.–El Ministro de Sanidad, Salvador Illa Roca.

Queda, pues, meridianamente claro:

Primero.- Que la obligatoriedad del uso de la mascarilla lo es en aplicación de una medida concreta dictada en aplicación de lo dispuesto en el artículo 4.2.d) del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, el estado de alarma en todo el territorio nacional con el fin de afrontar la crisis sanitaria, declarado al amparo de lo dispuesto en el artículo cuatro, apartados b) y d), de la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio.

Se trata por tanto de una obligatoriedad que en la propia norma que la establece, lleva implícita su pérdida de efectos, conforme se expresa en su D.F. 2ª, donde expresamente dice que “mantendrá su eficacia durante toda la vigencia del estado de alarma y sus posibles prórrogas.”

Algo que, conforme se expone en el primer párrafo de su Exposición de Motivos, se produce a las 00:00 horas del día 24 de mayo de 2020.

¿Por qué, desde ese momento hasta hoy se continúa exigiendo en locales cerrados el uso de la mascarilla, prohibiéndote su entrada al mismo en caso de no llevarla?

Ya lo sé, se me argumentará de contrario que con ocasión de la “desescalada”, se delegó en las Comunidades Autónomas la competencia para dictar normas cobre su uso obligatorio, lo que supone una flagrante situación de fraude de ley, recogido en el artículo 6. 4 del Código Civil, que establece:

“4. Los actos realizados al amparo del texto de una norma que persigan un resultado prohibido por el ordenamiento jurídico, o contrario a él, se considerarán ejecutados en fraude de ley y no impedirán la debida aplicación de la norma que se hubiere tratado de eludir.”

Es como vemos una norma de las denominadas de “ius cogens” o de derecho imperativo.

Así, pues, 

Establecida en el artículo 116.1 de la C.E. 1978 la reserva de ley orgánica para la declaración de los estados de alarma excepción y sitio,

Regulados dichos estados en aplicación de dicha reserva de ley, por la LO 4/1981 de los estados de alarma excepción y sitio,

Disponiendo el artículo 1. 3 de esta última ley que “finalizada la vigencia de los estados de alarma, excepción y sitio decaerán en su eficacia cuantas competencias en materia sancionadora y en orden a actuaciones preventivas correspondan a las Autoridades competentes, así como las concretas medidas adoptadas en base a éstas, salvo las que consistiesen en sanciones firmes,

Ordenado el uso obligatorio de las mascarillas para las personas y en las circunstancias que se citan por el Ministro de Sanidad, como medida para combatir la situación que da origen a la declaración del estado de alarma, en aplicación de lo dispuesto en el propio Real Decreto 463/2020 que declara el estado de alarma,

Dispuesta su pérdida de vigencia, además de la genéricamente establecida por el artículo 1.3 de la LO 4/1981 de 1 de junio citada, por la Disposición Final 2ª, de forma concreta, en relación con lo expresado en el párrafo primero de su Exposición de Motivos para las 00:00 del día 24 de mayo de 2020,

Lo expuesto anteriormente en relación con el primer estado de alarma, en vigor desde el 14 de marzo de 2020 hasta el 24 de mayo del mismo año, es válido para el declarado el 25 de octubre de 2020, vigente entre dicho día y el 9 de noviembre de 2020, en virtud de la Sentencia del T.C. de 27 de octubre de 2021, aún sin publicar en el B.O.E, que en su parte dispositiva declara la INCONSTITUCIONALIDAD, entre otras disposiciones, de:

“C) Del Real Decreto 956/2020, de 3 de noviembre, por el que se prorrogó, en virtud del anterior Acuerdo parlamentario, el estado de alarma declarado por el Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre:

a) El inciso primero del art. 2.: “La prórroga establecida en este real decreto se extenderá desde las 00:00 horas del día 9 de noviembre de 2020 hasta las 00:00 del día 9 de mayo de 2021”.

Pueden descargarse el archivo de la sentencia en el siguiente enlace:

Sentencia del Tribunal Constitucional de fecha 27 de octubre de 2021, pronunciada en el recurso de inconstitucionalidad núm. 5342-2020, interpuesto por más de cincuenta diputados y diputadas del Grupo Parlamentario Vox del Congreso de los Diputados contra los arts.2 (apartados 2 y 3), 5, 6, 7, 8, 9, 10 y 14 del Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declaró el estado de alarma para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2; contra los apartados 2, 4 y 5 de la Resolución de 29 de octubre de 2020, del Congreso de los Diputados, por la que se ordena la publicación del Acuerdo de autorización de la prórroga del estado de alarma declarado por el citado Real Decreto; y contra el art.2, la disposición transitoria única y la disposición final primera (apartados uno, dos y tres) del Real Decreto 956/2020, de 3 de noviembre, por el que se prorrogó el estado de alarma declarado por el Real Decreto926/2020. Ha comparecido y formulado alegaciones el Gobierno de la Nación, representado por la Abogacía del Estado. Ha sido ponente el magistrado don Antonio Narváez Rodríguez.

En atención a todo lo anteriormente expuesto,

S O L I C I T O:

Que, recibido este escrito, por el Defensor del Pueblo sea admitido a trámite la presente queja y previa la pertinente tramitación, inste al Gobierno, al Congreso de los Diputados y al Senado y las demás Administraciones públicas que corresponda a que en el ámbito de sus respectivas competencias emitan disposiciones por las que se obligue a las empresas responsables de los medios de transporte y locales comerciales de cualquier uso que cesen en su requisito de obligar a sus clientes, visitantes, usuarios y en general, a llevar mascarillas faciales, que dejaron de ser obligatorias a las 00:00 h del día 24 de mayo de 2020, en virtud de que la obligatoriedad del uso de las mascarillas en cualquier espacio está derogada por ley desde las 00:00 del 24 de mayo de 2020, careciendo de legitimidad para su exigencia cualquier autoridad, funcionario, agente de la autoridad, entidad pública o privada o ciudadano particular, sin incurrir en posible infracción penal, desde la prevaricación administrativa o judicial al delito de coacciones, cuya denuncia, en su caso, solicito igualmente a V:E.

Es justicia que pido, desde      , a      .

Fdo     .

Dicha queja, cuyo texto pueden obtener en el siguiente enlace, https://docs.google.com/document/d/1JM-6FIeeRqw_MU9jbS2YOsAblYr9XNQU/edit?usp=sharing&ouid=111739155591808436710&rtpof=true&sd=true, que se puede descargar para instar la misma queja, tuvo su entrada en la Oficina del Defensor del Pueblo en el día de ayer, como lo muestra el siguiente documento:
https://drive.google.com/file/d/1kt5ftu7p9SOX0mW9tatCsp1VxPjzTFg9/view?usp=sharing.

Con mis disculpas por lo extenso, quedo a vuestra disposición.

Diego López Ordóñez.

Henry Kissinger: Cómo terminar la crisis de Ucrania – Federación de Periodistas del Perú

Henry Kissinger: Cómo terminar la crisis de Ucrania
— Leer en fpp.org.pe/henry-kissinger-como-terminar-la-crisis-de-ucrania/amp/

Agrego el comentario que con el enlace a la noticia que me acompaña mi buen amigo Alejandro Avilés De la Torre, en Telegram:

«Este 20 de febrero (Jueves Negro) fue considerado el día más violento de los disturbios, con más de 60 fallecidos, principalmente en los alrededores de la plaza de la Independencia kievita (Maidán), corazón de las protestas.

Sus impactantes imágenes dieron la vuelta al mundo por medio de Internet y las redes sociales.

El 5 de marzo se hizo pública una grabación entre la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, y el ministro de exteriores estonio Urmas Paet, quien confirmó la autenticidad de la grabación, donde Ashton afirmaba que «se hace cada vez más evidente que detrás de los francotiradores no estaba Yanukóvich sino alguien de la nueva coalición».

 

Según algunos testimonios los mismos francotiradores disparaban a manifestantes opositores y a policías.

Durante la violencia del día 20 manifestantes opositores fueron disparados desde los propios edificios controlados por los mismos opositores«

«Un atentado de bandera falsa de manual, para criminalizar a Yanukovich

Esta «revolución», fue promovida, alimentada y apoyada internacionalmente desde los EEUU presidido por el Premio (preventivo) Nobel de La Paz Barack Husseín Obama, que envió al senador John McCain para visibilizar su apoyo.

El senador de EEUU, manifiesta con su presencia y alocuciones el apoyo de EEUU a la revolución de la Plaza de Maidan en Kiev, protagonizado por los nazis de Правий Сектор.

Bien, pues pese a ello, y a haberse prolongado durante ocho años el sistemático bombardeo, con más de 14.000 víctimas civiles, de la población de Donetsk y Lugansk, la Unión Europea y España como miembro de la misma, apoyan a ese genocida gobierno nazi de Ucrania, que ni siquiera tiene firmado Tratado Internacional de delimitación de sus fronteras en palabras de Ban Ki Moon, antiguo Secretario General de la ONU y ha acordado considerarlo candidato a su integración en la UE, en lugar de llevar a sus responsables ante el TPI de La Haya,

Diego López Ordóñez.

#FueraMascarillas. Razonamientos jurídicos.

¿Por qué las mascarillas faciales no son obligatorias en ningún lugar, tras la finalización del estado de alarma?

Se plantea la presente cuestión ante la sorprendente situación producida al acceder a un centro comercial en Badajoz, al tratar de explicarle a un vigilante de seguridad que me requirió para que me pusiera la mascarilla. Al pretender mostrarle la Constitución y las disposiciones del BOE que tratan del asunto, su respuesta fue que EL BOE NO SE APLICA EN BADAJOZ, ALLÍ SE APLICA LO QUE DISPONGA EL BOLETÍN OFICIAL DE LA PROVINCIA.

El centro comercial era Hipercor, en el complejo Comercial El Faro, próximo a la frontera del río Caya.

Pero no fue ese vigilante únicamente quien se negaba a informarse sobre las disposiciones legales sobre el uso de las mascarillas.

Un covidiota que pasaba se paró a terciar en apoyo del vigilante; cuando le invité a que me mostrara la legislación que según él nos obliga a llevar mascarillas en el interior, su respuesta fue de lo más convincente: hizo ademán de agarrarse sus atributos sexuales, proclamando que era en ese lugar donde tenía las disposiciones legales.

A la «conversación» se unió una joven covidiota, sin duda con la buena intención de quien dice lo que cree que quieren escuchar para tenerlo por buena persona, interesada por el bien de los demás, diciéndome en primer lugar que era por mi bien; al negarle la mayor, ya se fue por los cerros de Úbeda pregonando que le estaba faltando al respeto si no me ponía la mascarilla, algo que por cierto ya me habían recriminado en otro establecimiento al que acudía con cierta frecuencia a tomar algún café; la respuesta fue evidente: no he vuelto a plantar los pies en el establecimiento.

Po todo ello me he animado a redactar estas líneas, que quiero presentar a la consideración de mis amables lectores en formato de dictamen jurídico, con el ruego de que si no estoy en lo cierto, tengan la bondad de corregirme, indicándome la razón por la que las medidas adoptadas durante el estado de alarma para combatir la causa del mismo, continúan aplicándose, con amenazas de avisar a la Policía en caso de incumplimiento, por lo que desde ahora les muestro mi más profundo agradecimiento. Vamos, pues a ello.

ANTECEDENTES

Pese a la finalización de los dos estados de alarma, la población se resiste a dejar de utilizar la mascarilla y en los establecimientos se continúa exigiendo el uso de ésta, sin que exista razón alguna para ello: ni científica, ni jurídica. Sobre las razones médicas no nos pronunciamos por no tener formación médica, pero asumiendo que la Medicina pueda ser una ciencia, bastará con exponer las razones científicas. Los motivos del personal médico para su recomendación, pues, a la vista de lo que la Ciencia no subsidiada nos dice, los desconocemos. Serán ellos quienes tendrán que explicar el porqué de su recomendación, pese a las evidencias científicas que la contradicen.

Dedicaremos este espacio a demostrar por qué las mascarillas faciales, sean quirúrgicas o de cualquier naturaleza de las utilizadas son inútiles, ineficaces, innecesarias y de uso voluntario y no obligatorio.

Expuesto en el encabezamiento el objeto del presente informe: la derogación por disposición de la ley de la obligatoriedad del uso de mascarilla como medida adoptada durante la vigencia de los estados de alarma recientemente declarados mediante los Reales Decretos 463/2020, de 14 de marzo, cuya vigencia se extendió hasta las 00:00 horas del día 24 de mayo de 2020, y 926/2020, de 25 de octubre, vigente hasta el 9 de noviembre de 2020 por la inconstitucionalidad de la prórroga del mismo, recientemente declarada por el Tribunal Constitucional, pasemos a considerar los siguientes

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

I

CÓDIGO CIVIL

TÍTULO PRELIMINAR

De las normas jurídicas, su aplicación y eficacia

CAPÍTULO I

Fuentes del derecho

Artículo 1.

1. Las fuentes del ordenamiento jurídico español son la ley, la costumbre y los principios generales del derecho.

2. Carecerán de validez las disposiciones que contradigan otra de rango superior.

3. La costumbre sólo regirá en defecto de ley aplicable, siempre que no sea contraria a la moral o al orden público, y que resulte probada.

Los usos jurídicos que no sean meramente interpretativos de una declaración de voluntad, tendrán la consideración de costumbre.

4. Los principios generales del derecho se aplicarán en defecto de ley o costumbre, sin perjuicio de su carácter informador del ordenamiento jurídico.

5. Las normas jurídicas contenidas en los tratados internacionales no serán de aplicación directa en España en tanto no hayan pasado a formar parte del ordenamiento interno mediante su publicación íntegra en el «Boletín Oficial del Estado».

6. La jurisprudencia complementará el ordenamiento jurídico con la doctrina que, de modo reiterado, establezca el Tribunal Supremo al interpretar y aplicar la ley, la costumbre y los principios generales del derecho.

7. Los Jueces y Tribunales tienen el deber inexcusable de resolver en todo caso los asuntos de que conozcan, ateniéndose al sistema de fuentes establecido.

Artículo 2.

1. Las leyes entrarán en vigor a los veinte días de su completa publicación en el «Boletín Oficial del Estado», si en ellas no se dispone otra cosa.

2. Las leyes sólo se derogan por otras posteriores. La derogación tendrá el alcance que expresamente se disponga y se extenderá siempre a todo aquello que en la ley nueva, sobre la misma materia sea incompatible con la anterior. Por la simple derogación de una ley no recobran vigencia las que ésta hubiere derogado.

3. Las leyes no tendrán efecto retroactivo, si no dispusieren lo contrario.

CAPÍTULO II

Aplicación de las normas jurídicas

Artículo 3.

1. Las normas se interpretarán según el sentido propio de sus palabras, en relación con el contexto, los antecedentes históricos y legislativos, y la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas, atendiendo fundamentalmente al espíritu y finalidad de aquellas.

2. La equidad habrá de ponderarse en la aplicación de las normas, si bien las resoluciones de los Tribunales sólo podrán descansar de manera exclusiva en ella cuando la ley expresamente lo permita.

Artículo 4.

1. Procederá la aplicación analógica de las normas cuando éstas no contemplen un supuesto específico, pero regulen otro semejante entre los que se aprecie identidad de razón.

2. Las leyes penales, las excepcionales y las de ámbito temporal no se aplicarán a supuestos ni en momentos distintos de los comprendidos expresamente en ellas.

3. Las disposiciones de este Código se aplicarán como supletorias en las materias regidas por otras leyes.

…/…

Bien, vemos pues que nuestro sistema legal está basado en un ordenamiento jurídico y no en un conglomerado inconexo de leyes -por más que a veces lo parezca e incluso algunas instancias así lo interpreten- escogiendo del conglomerado la aquellas leyes que parezcan favorecer su interpretación de la misma. No, no es eso. La característica de un ordenamiento es que se trata de un conjunto ordenado de disposiciones legales, supeditado a la jerarquía normativa, que nuestra tan prostituida como mal llamada Constitución de 1978, viene a reconocer y reflejar en su artículo noveno, cuando establece:

“Artículo 9

1. Los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico.

2. Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social.

3. La Constitución garantiza el principio de legalidad, la jerarquía normativa, la publicidad de las normas, la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales, la seguridad jurídica, la responsabilidad y la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos.”

Veamos pues, en qué consisten estas disposiciones, deteniéndonos en aquellas que son realmente esenciales en el desarrollo de este trabajo: el imperio de la ley y la jerarquía normativa..

La primera, el sometimiento al imperio de la ley es clara y no necesita explicación: No sólo los ciudadanos estamos sometidos a la Constitución, sino que los poderes poderes públicos, desde S. M. el Rey como Jefe del Estado y Capitán General de sus Fuerzas Armadas, hasta el último pelagatos del último ayuntamiento, como miembros de los gobiernos y de la Administración del Estado, la Comunidad Autónoma o el Ayuntamiento, están sometidos a las disposiciones de la Constitución y del resto del ordenamiento jurídico.

Veamos ahora qué sea la jerarquía normativa, ya enunciado en nuestro veterano Código Civil de 1889, que en el apartado 2 de su artículo 1 dispone:

2. Carecerán de validez las disposiciones que contradigan otra de rango superior.

Esto es, desde el principio, cuando se habla del ordenamiento jurídico español ya se establece que el mismo no es un “totum revolutum” de normas, del que cada cual aplica la que más le conviene. No. Deja meridianamente claro que entre las disposiciones legales de nuestro ordenamiento hay un rango que establece la prioridad existente entre ellas, al igual que en un Ejército hay prioridad entre las órdenes emanadas del Capitán General, Jefe de todo el Ejército y las emanadas del Cabo, jefe de su escuadra de cinco soldados, Creo que esto será comprendido perfectamente por todos, especialmente por aquellos que cumplimos con nuestro Servicio Militar, por lo que no necesito extenderme. 

Entendemos, pues, por jerarquía normativa, el diferente rango de prevalencia entre las diferentes normas que integran nuestro ordenamiento jurídico, desde la Constitución hasta la Orden Ministerial, la Resolución de un Director General, o la Ordenanza Municipal o Edicto de un Alcalde.

  1. En la cúspide, nos encontramos con la mal llamada Constitución de 1978.
  2. A continuación, en segundo lugar vendrían los Tratados Internacionales suscritos y ratificados por España y publicados en el BOE, o las Directivas de la UE de aplicación directa sin necesidad de transposición a las legislaciones nacionales.
  3. Le siguen en rango, en tercer lugar, las Leyes, que a su vez se diferencian en
    1. Leyes Orgánicas, que son para las que en la Constitución se establece esta reserva de ley orgánica para determinadas materias, emanadas de las Cortes Generales y para cuya aprobación se requieren unos determinados requisitos en un a modo de poder constituyente residual a que se refería el profesor Eduardo García de Enterría, pero con todo respeto, muy traído con alfileres, pues en España esto que llamamos Constitución, ni fue elaborada en un mandato constituyente, no por un poder constituyente, sino que fue pergeñada a modo de Carta Otorgada -incluidas escenas de sofá en Parador Nacional para ocultar la participación en ella del “Aitá” Arzallus- por un poder constituido y en una legislatura ordinaria y no constituyente. Entre ellas se encuentra la LO 4/1981 de 1 de junio de los estados de alarma, excepción y sitio, a la que hemos hecho referencia al principio y sobre la volveremos.
    1. Leyes (Ordinarias) del Estado, que son aquellas para las que la Constitución establece una reserva de ley, emanadas igualmente del Poder Legislativo.
    1. Legislación delegada, emanada del Poder Ejecutivo, por mandato o delegación del Legislativo, o por razón de urgente necesidad, son de dos tipos:
      1. Reales Decretos-Leyes, generalmente empleados para elaborar lo que se conoce cono Textos Refundidos de Leyes previamente vigentes, pero sometidas a numerosas reformas, con el fin de expurgar lo obsoleto y derogado, redactando nuevo texto renumerando sus artículos en vigor.
      1. Reales Decretos-Leyes, emanados directamente del Gobierno por razón de su urgente necesidad y sometidos al control parlamentario, que deberá convalidarlos dentro de un plazo establecido para ratificar su rango de ley. En caso de ser rechazado, deberá ser tramitado como proyecto de ley ordinaria, pudiendo ser rechazado de nuevo, con lo que se produce su derogación efectiva. Por cierto, es algo que en la presente legislatura ya ha ocurrido.
      1. Leyes de las Comunidades Autónomas, emanadas de las Asambleas Legislativas de las diferentes CCAA, por razón de la competencia que en la materia les haya sido transferida desde el Estado en aplicación de los preceptos constitucionales. Entre ellas y las del Estado, pues, no hay diferente rango, sino diferente ámbito material de aplicación en función del territorio y de la competencia.
  4. Reales Decretos, que son las normas emanadas del Poder Legislativo, adoptadas en Consejo de Ministros, y sujeta al principio de legalidad. Esto es, para que pueda dictarse un Real Decreto debe haber previamente una norma de rango superior, una Ley, que lo contemple.
    1. Decretos de las Comunidades Autónomas, emanadas de sus respectivos órganos de Gobierno, dentro de las competencias transferidas y con la misma sujeción que los Reales Decretos al principio de legalidad.
  5. Órdenes Ministeriales, aquellas cuya finalidad es el desarrollo y aplicación de los Reales Decretos, conforme a la competencia del departamento ministerial de que se trate.
  6. Resoluciones, aquellas dictadas por los Ministros, Consejeros y Directores Generales, conforme a lo dispuesto en las Órdenes Ministeriales para su aplicación.
  7. En el ámbito municipal, las ordenanzas del Ayuntamiento pleno publicadas en el BOP y los edictos y bandos de los Alcaldes, en materias de su competencia.

Hasta aquí la pirámide de la jerarquía normativa de nuestro ordenamiento jurídico, que puede verse representada en la siguiente pirámide.

Pirámide de la jerarquía normativa en el ordenamiento jurídico de España.

Establecida la jerarquía normativa propia de nuestro ordenamiento jurídico veamos ahora las normas legales que establecen la obligatoriedad del uso de las mascarillas.

La primera disposición legal sobre el uso de mascarillas la encontramos en la siguiente

Orden SND/422/2020, de 19 de mayo, por la que se regulan las condiciones para el uso obligatorio de mascarilla durante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. Se encuentra publicada en el BOE y en su Exposición de Motivos, se dice:

“TEXTO ORIGINAL

Como consecuencia de la acelerada evolución de la situación de emergencia de salud pública ocasionada por el COVID-19, a escala nacional e internacional, el Gobierno, al amparo de lo dispuesto en el artículo cuatro, apartados b) y d), de la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio, declaró, mediante el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, el estado de alarma en todo el territorio nacional con el fin de afrontar la crisis sanitaria, el cual ha sido prorrogado en cuatro ocasiones, la última con ocasión del Real Decreto 514/2020, de 8 de mayo, hasta las 00:00 horas del día 24 de mayo de 2020, en los términos expresados en dicha norma.”

…/…

“El artículo 4.2.d) del citado Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, determina que, para el ejercicio de las funciones previstas en el mismo y bajo la superior dirección del Presidente del Gobierno, el Ministro de Sanidad tendrá la condición de autoridad competente delegada, tanto en su propia área de responsabilidad como en las demás áreas que no recaigan en el ámbito específico de competencias de los demás Ministros designados como autoridad competente delegada a los efectos de este real decreto.

En concreto, de acuerdo con lo establecido en el artículo 4.3 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, el Ministro de Sanidad queda habilitado para dictar las órdenes, resoluciones, disposiciones e instrucciones interpretativas que, dentro de su ámbito de actuación como autoridad delegada, sean necesarias para garantizar la prestación de todos los servicios, ordinarios o extraordinarios, en orden a la protección de personas, bienes y lugares, mediante la adopción de cualquiera de las medidas previstas en el artículo once de la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio.”

…/…

En su virtud, con arreglo a las facultades previstas en el artículo 4.3 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, dispongo:

Artículo 1. Objeto.

La presente orden tiene por objeto regular el uso obligatorio de mascarilla por parte de la población.

A los efectos de lo dispuesto en la presente orden, se entenderá cumplida la obligación a que se refiere el apartado anterior mediante el uso de cualquier tipo de mascarilla, preferentemente higiénicas y quirúrgicas, que cubra nariz y boca. Se observarán, en todo caso, las indicaciones de las autoridades sanitarias acerca de su uso.

…/…

Disposición final segunda. Efectos y vigencia.

La presente orden surtirá plenos efectos desde el día siguiente al de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado» y mantendrá su eficacia durante toda la vigencia del estado de alarma y sus posibles prórrogas.

Madrid, 19 de mayo de 2020.–El Ministro de Sanidad, Salvador Illa Roca.

Queda, pues, meridianamente claro:

Primero.- Que la obligatoriedad del uso de la mascarilla lo es en aplicación de una medida concreta dictada en aplicación de lo dispuesto en el artículo 4.2.d)  del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, el estado de alarma en todo el territorio nacional con el fin de afrontar la crisis sanitaria, declarado  al amparo de lo dispuesto en el artículo cuatro, apartados b) y d), de la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio.

Se trata por tanto de una obligatoriedad que en la propia norma que la establece, lleva implícita su pérdida de efectos, conforme se expresa en su D.F. 2ª, donde expresamente dice que “mantendrá su eficacia durante toda la vigencia del estado de alarma y sus posibles prórrogas.”

Algo que, conforme se expone en el primer párrafo de su Exposición de Motivos, se produce a las 00:00 horas del día 24 de mayo de 2020.

¿Por qué, desde ese momento hasta hoy se continúa exigiendo en locales cerrados el uso de la mascarilla, prohibiéndote su entrada al mismo en caso de no llevarla?

Ya lo sé, se me argumentará de contrario que con ocasión de la “desescalada”, se delegó en las Comunidades Autónomas la competencia para dictar normas cobre su uso obligatorio, lo que supone una flagrante situación de fraude de ley, recogido en el artículo 6. 4 del Código Civil, que establece:

“4. Los actos realizados al amparo del texto de una norma que persigan un resultado prohibido por el ordenamiento jurídico, o contrario a él, se considerarán ejecutados en fraude de ley y no impedirán la debida aplicación de la norma que se hubiere tratado de eludir.”

Es como vemos una norma de las denominadas de “ius cogens” o de derecho imperativo.

Así, pues, 

Establecida en el artículo 116.1 de la C.E. 1978 la reserva de ley orgánica para la declaración de los estados de alarma excepción y sitio,

Regulados dichos estados en aplicación de dicha reserva de ley, por la LO 4/1981 de los estados de alarma excepción y sitio,

Disponiendo el artículo 1. 3 de esta última ley que “finalizada la vigencia de los estados de alarma, excepción y sitio decaerán en su eficacia cuantas competencias en materia sancionadora y en orden a actuaciones preventivas correspondan a las Autoridades competentes, así como las concretas medidas adoptadas en base a éstas, salvo las que consistiesen en sanciones firmes,

Ordenado el uso obligatorio de las mascarillas para las personas y en las circunstancias que se citan por el Ministro de Sanidad, como medida para combatir la situación que da origen a la declaración del estado de alarma, en aplicación de lo dispuesto en el propio Real Decreto 463/2020 que declara el estado de alarma,

Dispuesta su pérdida de vigencia, además de la genéricamente establecida por el artículo 1.3 de la LO 4/1981 de 1 de junio citada, por la Disposición Final 2ª, de forma concreta, en relación con lo expresado en el párrafo primero de su Exposición de Motivos para las 00:00 del día 24 de mayo de 2020,

Lo expuesto anteriormente en relación con el primer estado de alarma, en vigor desde el 14 de marzo de 2020 hasta el 24 de mayo del mismo año, es válido para el declarado el 25 de octubre de 2020, vigente entre dicho día y el 9 de noviembre de 2020, en virtud de la Sentencia del T.C. de 27 de octubre de 2021, aún sin publicar en el B.O.E, que en su parte dispositiva declara la INCONSTITUCIONALIDAD, entre otras disposiciones, de:

“C) Del Real Decreto 956/2020, de 3 de noviembre, por el que se prorrogó, en virtud del anterior Acuerdo parlamentario, el estado de alarma declarado por el Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre:

a) El inciso primero del art. 2.: “La prórroga establecida en este real decreto se extenderá desde las 00:00 horas del día 9 de noviembre de 2020 hasta las 00:00 del día 9 de mayo de 2021”.

Pueden descargarse el archivo de la sentencia en el siguiente enlace:

Sentencia del Tribunal Constitucional de fecha 27 de octubre de 2021, pronunciada en el recurso de inconstitucionalidad núm. 5342-2020, interpuesto por más de cincuenta diputados y diputadas del Grupo Parlamentario Vox del Congreso de los Diputados contra los arts.2 (apartados 2 y 3), 5, 6, 7, 8, 9, 10 y 14 del Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declaró el estado de alarma para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2; contra los apartados 2, 4 y 5 de la Resolución de 29 de octubre de 2020, del Congreso de los Diputados, por la que se ordena la publicación del Acuerdo de autorización de la prórroga del estado de alarma declarado por el citado Real Decreto; y contra el art.2, la disposición transitoria única y la disposición final primera (apartados uno, dos y tres) del Real Decreto 956/2020, de 3 de noviembre, por el que se prorrogó el estado de alarma declarado por el Real Decreto926/2020. Ha comparecido y formulado alegaciones el Gobierno de la Nación, representado por la Abogacía del Estado. Ha sido ponente el magistrado don Antonio Narváez Rodríguez.

En atención a todo lo anteriormente expuesto,

DICTAMINO:

Que la obligatoriedad del uso de las mascarillas en cualquier espacio está derogada por ley desde las 00:00 del 24 de mayo de 2020, careciendo de legitimidad para su exigencia cualquier autoridad, funcionario, agente de la autoridad, entidad pública o privada o ciudadano particular, sin incurrir en posible infracción penal, desde la prevaricación administrativa o judicial al delito de coacciones.

Este es el dictamen que, conforme a mi leal saber y entender, emito sobre la obligatoriedad del uso de la mascarilla, finalizados los dos estados de alarma, el primero, con fecha de las 00:00 horas del 24 de mayo de 2020 y el segundo, declarado el 25 de octubre de 2020, hasta el día 9 de noviembre de 2020, por inconstitucionalidad de su prórroga de seis meses, en Cáceres, mi residencia y lugar de ejercicio profesional, a las 20:36 h del día trece de noviembre de 2021, festividad de San Diego de Alcalá.

Fdo.: Lic. Diego López Ordóñez.
Colegiado Núm. 1.305 del ICAC.

Con la ley en la mano, #FueraMascarillas.

Los estados de alarma excepción y sitio están previstos en la tan mal llamada como numerosas veces prostituida Constitución, en su artículo 116, cuyo texto es el siguiente:

Artículo 116

1. Una ley orgánica regulará los estados de alarma, de excepción y de sitio, y las competencias y limitaciones correspondientes.

2. El estado de alarma será declarado por el Gobierno mediante decreto acordado en Consejo de Ministros por un plazo máximo de quince días, dando cuenta al Congreso de los Diputados, reunido inmediatamente al efecto y sin cuya autorización no podrá ser prorrogado dicho plazo. El decreto determinará el ámbito territorial a que se extienden los efectos de la declaración.

3. El estado de excepción será declarado por el Gobierno mediante decreto acordado en Consejo de Ministros, previa autorización del Congreso de los Diputados. La autorización y proclamación del estado de excepción deberá determinar expresamente los efectos del mismo, el ámbito territorial a que se extiende y su duración, que no podrá exceder de treinta días, prorrogables por otro plazo igual, con los mismos requisitos.

4. El estado de sitio será declarado por la mayoría absoluta del Congreso de los Diputados, a propuesta exclusiva del Gobierno. El Congreso determinará su ámbito territorial, duración y condiciones.

5. No podrá procederse a la disolución del Congreso mientras estén declarados algunos de los estados comprendidos en el presente artículo, quedando automáticamente convocadas las Cámaras si no estuvieren en período de sesiones. Su funcionamiento, así como el de los demás poderes constitucionales del Estado, no podrán interrumpirse durante la vigencia de estos estados.

Disuelto el Congreso o expirado su mandato, si se produjere alguna de las situaciones que dan lugar a cualquiera de dichos estados, las competencias del Congreso serán asumidas por su Diputación Permanente.

6. La declaración de los estados de alarma, de excepción y de sitio no modificarán el principio de responsabilidad del Gobierno y de sus agentes reconocidos en la Constitución y en las leyes.

La Ley Orgánica que los regula y a la que se refiere el apartado número 1 de dicho artículo , que establece la reserva de Ley Orgánica, es la siguiente:

Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio.

Artículo primero.

Uno. Procederá la declaración de los estados de alarma, excepción o sitio cuando circunstancias extraordinarias hiciesen imposible el mantenimiento de la normalidad mediante los poderes ordinarios de las Autoridades competentes.

Dos. Las medidas a adoptar en los estados de alarma, excepción y sitio, así como la duración de los mismos, serán en cualquier caso las estrictamente indispensables para asegurar el restablecimiento de la normalidad. Su aplicación se realizará de forma proporcionada a las circunstancias.

Tres. Finalizada la vigencia de los estados de alarma, excepción y sitio decaerán en su eficacia cuantas competencias en materia sancionadora y en orden a actuaciones preventivas correspondan a las Autoridades competentes, así como las concretas medidas adoptadas en base a éstas, salvo las que consistiesen en sanciones firmes.

Cuatro. La declaración de los estados de alarma, excepción y sitio no interrumpe el normal funcionamiento de los poderes constitucionales del Estado.»

Con la ley en la mano, según el apartado tres de su artículo 1º, LA OBLIGATORIEDAD DE USO DE MASCARILLAS Y GUARDAR DISTANCIA DE SEGURIDAD NO TIENE COBERTURA LEGAL.

¿Por qué siguen los establecimiento exigiéndolas?

Desde el Gobierno hasta el último pelagatos del Congreso, pasando por el T. C. HAN INFRINGIDO ESTA LEY

O el CGPJ, que no ha tenido la valentía de cursar instrucciones a Juzgados y Tribunals advirtiendo de la derogación «ex lege» de la obligatoriedad de mascarillas y distancias.

O el CGAE, la Abogacía Española, que siguiendothkjhk la táctica del avestruz mostrada por el CGPJ, tampoco ha cursado instrucciones a los Ilustres Colegios de Abogados para que los Letrados nos negáramos a lucir mascarilla en asistencias y vistas en Juzgados.

Por no citar al impresentable INDEFENSOR DEL PUEBLO, que ha rehusado presentar recursos pese a la fundamentada solicitud de ciudadano español.

Imágenes del desfile del Dia de Fuerzas Amordazadas

¡Hasta S.M. el Rey!
Que podría haberse negado a firmar los RRDD que lo establecían. En cambio…

Se calzó la máscara de siervo,
Amordazó a su Ejército,
Lució la insignia de la agenda mundialista 2030.

Ni España ni los españoles merecemos esto.

Y conste que soy ferviente defensor de la Monarquía.

Por ello, cuando S.M. el Rey adopta una postura partidista o representativa de una determinada tendencia, por mi lealtad a la institución debo hacérselo saber.

En eso consiste la lealtad.

Fdo.: Diego López Ordóñez
Abogado en ejercicio.

Las andanzas del Fiscal Carlos Jiménez Villarejo.

El fiscal, de Podemos, Carlos Jiménez Villarejo mandó asesinar a un marchante de arte al que estafó.

Figura entre los numerosos casos del denominado Expediente Royuela, que están siendo llevados ante la Justicia, al amparo de las nuevas directivas del Tribunal de Justicia Europeo por la recién nacida asociación AIJER, promovida por la familia Royuela, ACODAP, promovida por el ex Juez Decano de Talavera de la Reina, Fernando Presencia, y por la Asociación «Cuestión de Justicia y Honor»

Puedes unirte a AIJER, la Asociación para la Investigación y Judicialización del Expediente Royuela. Si lo haces ahora, es posible que aún puedas ser incluido como socio fundador.

Ante la gravedad de los hechos que se destapan, algunos ya hemos dado ese primer paso.

Las condiciones las puedes encontrar en el vídeo del enlace.

También hay publicado un libro, que pueden encontrar en Amazon.

Libro «El Fiscal» (Amazón):
https://www.amazon.es/dp/1655461311

Contamos contigo.

Fdo.: Diego López Ordóñez
Socio Fundador de AIJER.

El discurso de Putin. Una reflexión de Fernando López-Mirones.

Discurso de Vladímir V. Putin ante la incorporación a Rusia de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk y las regiones de Jersón y Zaporozhy.

Si la gente tuviera acceso a escuchar el ultimo discurso de Vladimir Putin íntegro y sin prejuicios se quedaría impresionada.

Es exactamente lo que debería haber dicho el Rey de España, el presidente de México o Argentina, o cualquier otro dignatario del mundo que no estuviera absolutamente rendido a las premisas globalicistas.

Los medios de comunicación prostituidos al relato único nos dirigen a la destrucción de Alemania como primer paso para acabar con Europa. Todas las instituciones supranacionales europeas y atlánticas son propiedad del globalitarismo y actúan a sus órdenes.

Casi todos los políticos del mundo están gobernando en contra de sus compatriotas por intereses propios y para ganar un buen puesto ante el

NOM. No hay ideas políticas ni países, olvídense de pensar en esas claves, solo existen ellos y nosotros.

Nosotros, la gente, debemos reaccionar YA.

No nos representan, no trabajan para nosotros, no defienden nuestros intereses, lo único que les preocupa de verdad es que no nos demos cuenta de la emboscada hasta que sea tarde.

La gente sigue con su vida y sus problemas personales inmediatos confiando en que podrá aguantar y en que después todo pasará. Eso no va a ocurrir nunca por sí solo, tenemos que hacerlo nosotros.

Reserve una parte de su tiempo diario a combatir de la forma en que mejor pueda, y recuerde que todo lo que la TV le hace sentir en cualquier asunto, es SIEMPRE falso, dirigido y destinado a sugestionar en usted un pensamiento concreto.

Un aullido

Fernando López-Mirones

EL HOMBRE TOPICAL

Fernando López-Mirones. Biólogo español.

EL HOMBRE TOPICAL.

F.L.Mirones.

Nunca fue tan fácil como hoy en día ser un tipo moderno, concienciado, igualitario… ¡una buena persona coño!

Lo que yo antes llamaba un ENESTEPAÍS, lo recordarán los viejos lobos que ya estaban en Twitter aullando hace años.

Dícese del individuo cuyo único interés es venderse a sí mismo, caer bien, estar siempre con la corriente imperante. Eso hace años era ser un puto egoísta sin principios, hoy es el culmen, el modelo de perfección, el hombre tópico, topic man mejor, que en inglés todo es más cool.

El individuo topical es el ápice de la pirámide de la mediocridad, el medio ambiente y es medio tontolculo. Todo en él es medio.

El topic man o enestepaís es un merluzo con pintas asalmonadas capaz de pontificar en cualquier conversación que se nutre de telediarios y grupos de WhatsApp de otros merluzos.

Tiene todas las Cookies ideológicas instaladas porque las acepta sin parar.

Es espiritual porque afirma que todas las religiones son malas (en realidad no conoce ninguna, pero como le impiden copular como un conejo las rechaza).

Es inteligente porque sigue a pies juntillas algo llamado “el consenso científico”, que no sabe lo que es, pero que le saca de cualquier aprieto con una frase mágica que cita a menudo: “todos los estudios dicen” (nunca leyó ninguno).

Es buena gente porque se declara anti racista; solo odia a los blancos, a los ricos, a los europeos, a los rusos y a los rubios (no tiene espejos en casa porque es todo eso menos ruso).

Es feminista porque no tuvo nunca pareja fija, eso es atar, es viejuno (en realidad es que no lo aguanta ni su madre, que no consigue echarlo de casa).

Es animalista porque una vez de pequeño tuvo un gato (que se tiró por el balcón porque no le daba agua) y porque se liga mucho más exhibiendo buenos sentimientos hacia los anélidos, los peripatos y los sipuncúlidos.

Es pacifista porque le parece bien que se le den armas a Volodimir para defenderse de Vladimir, le suena a El Señor de los Anillos y mola.

Se queja de todo, tiene sus derechos y sus horarios. Si le va bien es mérito suyo, si le va mal es culpa de los demás.

Recicla porque piensa quedarse con el piso de sus padres, a los cuales vacuna sin cesar para acelerar el proceso, pero nada, aguantan los tíos egoístas, a la que pueda los lleva a una residencia por su bien.

Es anti imperialista porque vio muy claro en Star Wars que lo que mola es disentir, y además las disidentes están buenísimas.

Aunque rechaza su educación cristiana le molan todos los cultos exóticos, sí se casa lo hará por el rito balinés con un sacerdote élfico.

Quiere ser vegano pero es que no puede prescindir del jamón de bellota (que siempre paga otro) pues a pesar de ser explotación animal lo ingiere con sumo respeto y tira la grasa al suelo como ofrenda a la Madre Tierra.

Odia el capitalismo y no hay día que no lo critique desde su iPhone, sobre todo en los atascos que pasa a bordo de su Lexus.

Eso sí, en la barra de su bar de referencia es el Rey, el vacuñao supremo, el rebatidor, azote de negacionistas, terror de los aburridos monógamos que salen de misa con sus mocosos numerosos.

Combate el Cambio Climático a golpe de tweet, es todo intolerable, el ser humano es lo pedor, una plaga para el planeta. Somos muchos, asegura sin ofrecerse voluntario (ofrece a sus padres, eso sí).

No pasó de primero en las tres carreras que empezó porque para él un título universitario es solo un papel que no te hace más listo; conoció a muchos imbéciles en la universidad, por eso lo sabe (lo que ignora es que él era uno de ellos y que los otros tampoco acabaron nunca).

No quiere tener hijos porque sobra gente en la tierra (en realidad es que no hay nadie que quiera emparejarse con él).

Está convencido de que lo echan de los trabajos porque los empresarios son explotadores y cuando lo conocen no quieren a alguien más listo que ellos en su empresa.

Todos los indígenas del mundo le caen bien porque no pueden ser malos, no sabe que eso es tratarlos como si fueran animales irresponsables, la igualdad pasa por admitir el libre albedrío y la capacidad equivalente para hacer el mal de cualquier etnia.

Y así va por la vida, con pelos en las orejas pero vestido de adolescente, y viviendo como un pachá sin dar un palo al agua mientras se apunta de voluntario a todas las ONG que puede para llevar bolígrafos a Kenya, pintar una escuela en Madagascar, ayudar en un comedor en Río de Janeiro o proteger la posidonia en verano en Ibiza; siempre que le paguen los gastos y el viaje, él está dispuesto a sacrificarse por el bien de la humanidad.

El hombre topical vive siempre en el tópico.

Un aullido.

Sacrificios.

SACRIFICIOS.

Fernando López-Mirones.

Pusieron nombres a los huracanes y borrascas dentro de su estrategia de miedo global.

De esa forma nos van regresando poco a poco a la Edad Antigua, a la superstición.

Al decir “Filomena” un resorte ancestral de nuestro cerebro se activa, igual que al decir “El Covid”, siempre en singular, para componer un panteón nuevo de dioses falsos de marca blanca (La Moda, la Salud, El Karma, El Estado, La Ciencia…) que rellenen con placebo la ausencia de Dios.

Me recuerda al tiempo de los antiguos Romanos antes de Cristo, o a las civilizaciones primitivas donde se adoraba a los animales.

Esta regresión espiritual acaba irremisiblemente en sacrificios humanos, como escribió el gran G.K.Chesterton (“Donde hay adoración de animales, hay sacrificios humanos”).

La apoptosis programada del espíritu humano deja huecos en las almas de los jóvenes que estos tratan de rellenar con lo que la sociedad de consumo les ofrece.

Becerros de oro en cada spot publicitario. En medio de tanto ruido de mugidos ellos padecen un vacío descomunal que no saben cómo llenar.

Poseidón, Isis, Atenea, Baal, Baco y tantos otros ya existieron hace muchos siglos, cuando nos matábamos unos a otros sin cesar. Esa tesis fue superada por la civilización del pensamiento basado en el amor al prójimo y el perdón. “Ama a tu enemigo” es la frase más inhumana jamás pronunciada, es inhumana porque es divina y lo cambió todo… hasta ahora.

Los sacerdotes de Baal nunca se fueron, ahora son biólogos. Creen que los sacrificios de niños deben retomarse.

Un aullido.

Fernando López-Mirones.

Europedos.

EUROPEDOS.

F.L.Mirones.

La Unión Europeda está alentando y haciendo crecer la Guerra de Ucrania de forma premeditada y consciente. En lugar de estar mediando en busca de un acuerdo, envía armas, cobertura y propaganda exclusivamente a uno de los bandos.

Independientemente de quién tenga razón, echarle gasolina al fuego solo consigue extender los males a toda Europa haciendo pagar a sus ciudadanos.

La potencia diplomática de los países europedos debería estar concentrada en conseguir una conferencia de paz de forma inmediata.

Pero no lo hacen porque tienen orden de no hacerlo.

El Globalitarismo ha fracasado con la inoculación y tiene que crear sus percepciones; una, que la Pandemia fue vencida, y otra, que la ola de muertes post vacunales no está teniendo lugar.

Para eso sirve mantener una guerra viva que sirva como excusa para subir los precios de todo, crear una crisis especulativa que favorezca a BlackRock, Vanguard y el resto de mega empresas del NOM, y justificar medidas de pérdida de libertades.

Todos los que están bailando al son del relato único ¡todos! son los mismos que lo hicieron los dos últimos años con el Cuento del Pangolín.

Crean enormes performances con actores (Zelenski), consiguen que el siniestro gobierno Biden venda gas y armas, controlan los suministros del norte de África (por eso Sánchez “enfadó” deliberadamente a Argelia) y mantienen a la población mundial de nuevo engañada.

Pero saben que el negacionismo se extiende a todas estas cuestiones. Muchos millones de personas que les han visto el plumero con el sarscovdos, ahora ya no tragan con las siguientes temporadas de La Gran Mentira, no compran fosas comunes falsas ni secuencias de buenos y malos.

La OTAN y la UE están manteniendo la guerra deliberadamente viva. Dar dinero, armas, inteligencia, propaganda, recursos y aumentar la OTAN es justo lo que hay que hacer para extender el conflicto, tocarle las narices a Rusia y provocar futuros ataques incluso en España.

A ellos les da igual, venden, controlan y someten sabiendo que está tó pagao, el culpable será Putin.

Si usted descubrió la plandemia pero todavía se cree que esta guerra es diferente, analice un poco hacia dónde miran las jirafas.

Un aullido.

Fernando López-Mirones.

PODREMOS HUIR.

PODREMOS HUIR.

Fernando López-Mirones.

F.L.Mirones

Acuérdense de esto que les voy a decir.

Quieren que tengamos vehículos eléctricos porque tienen obsolescencia programada para que todos estén inutilizados en 2030.

Las baterías no durarán más de 6-8 años, y cuando todos vayan cayendo, ya nadie tendrá dinero para sustituirlos. Literalmente no funcionarán y las baterías valen más que los vehículos.

No hay arreglo posible, se convierten en una piedra sin remisión.

En cambio los motores de combustión interna son reparables eternamente, como han demostrado en países como Cuba.

Se pueden adaptar a combustibles hechos con patatas o con casi cualquier cosa, siempre habrá alguien que los arregle.

Los eléctricos son una trampa para que usted se financie su propia ruina.

Además son fácilmente controlables a distancia y una cápsula espía que puede enviar incluso información médica a distancia.

Ellos saben esto perfectamente, cuentan con que cuando toda la flota eléctrica e híbrida se convierta en chatarra, ya seremos pasto de la Agenda 2030 y estaremos anulados.

Así bloquearán a millones de personas en todo el mundo de forma casi simultánea y sin explicaciones.

Parece mentira que la gente que sabe de sobra por electrodomésticos y móviles que todos mueren por la batería, crean que esos coches que se están comprando van a ser distintos.

Como las falsas vacunas, nos destruyen con nuestro propio dinero y decisiones dirigidas.

Toda soberanía personal, alimentaria, energética o ideológica será eliminada para que seamos dependientes de un estado mundial que vele por los buenos ciudadanos obedientes.

Los vehículos son libertad, movimiento, desplazamiento, toma de decisiones, autonomía… ¡no les gustan!

Cuando no

Nos podamos mover seremos controlables, vulnerables y caeremos en depresión.

Estos son los planes del NOM, pero no los nuestros. No se lo vamos a permitir.

Esta distopía solo ocurrirá si la gente sigue tragando.

Mire a su viejo diésel o gasolina con cariño, es un vehículo noble, no se chiva, no le juzga, no le da consejos, jamás le venderá, lo llevará a donde usted quiera sin delatarlo, es suyo, no de ellos.

Recuerden a Mad Max, mientras haya motores de combustibles fósiles u orgánicos, podremos huir.

Un aullido.

F.L.Mirones. Biólogo, documentalista y profesor universitario español.

LOS PURASANGRE.

Fernando López-Mirones. Biólogo, documentalista y profesor universitario español.

LOS PURASANGRE.

F.L.Mirones.

Purasangre (trueblood) no puede ser un término racista porque todos los seres humanos nacimos siéndolo, todos sin excepción. Solo por una mala decisión propia, voluntaria, llevados por engaño, miedo o presión, muchos purasangre eligieron dejar de serlo.

Por suerte, cerca de la mitad, los que recibieron placebo, todavía lo son.

No hay nada negativo en reivindicar el orgullo purasangre igual que se hace con otras opciones, máxime cuando se trata de una condición elegida de forma consciente y no una característica nata. Hay purasangre de todas las razas, etnias y sus mezclas.

En una sociedad globalizada que elogia ser mujer, ser negro, ser indígena o ser homosexual por ejemplo, no cabe que el mayor colectivo atacado del planeta durante más de dos años no tenga derecho a auto definirse, quererse y empoderarse tras haber demostrado ser el más valiente, seguro y fuerte de la humanidad.

Les recuerdo que en muchos países fuimos encerrados, asesinados, perseguidos, delatados, insultados… famosos periodistas, presentadores y artistas nos desearon la muerte públicamente. Fuimos despedidos, marginados, acosados, abandonados, y todo por tomar una decisión lícita, una opción legal que, además, se está demostrando que fue la correcta desde el punto de vista sanitario.

De haber habido más purasangres en 2020 no estaríamos en ninguna crisis, no vendría lo que viene. Con unos millones más de purasangres el NOM seria una mala pesadilla pasada.

Hubo un plebiscito mundial, la gente votó arrimando su músculo deltoides a una jeringuilla o diciendo “no, gracias”.

Hubo valientes y hubo mansos. En lo más duro de 2020 me di cuenta de que no teníamos ningún nombre, ninguna forma de identificarnos que no fuera negativa. Querían llamarnos “no vacunados”, como si nos faltara algo; era imprescindible acuñar un término que nos diera fuerza para resistir.

Estuve considerando varios durante días, y me decidí a lanzar PURASANGRES por lo que veíamos que esas inyecciones hacían en las venas y arterias de los inoculados.

El término cuajó en todo el mundo, ya esperaba los ataques, cuando nos agreden es porque acertamos, y cuanto más acertamos más nos agreden.

La fuerza de las palabras es inmensa, como explico con detalle en mi libro. Miles de personas dejaron de verse a sí mismos como seres con una carencia, unos NO-algo, personas cargadas de negatividad… a sentirse unidos con otros al identificarse con un término que sonaba positivo, ilusionante.

Lo otro era como llamar a los negros no-blancos, o a las mujeres no-hombres, era absurdo y peyorativo, no somos unos no-nada, somos personas que contra viento y marea hemos mantenido por decisión propia y valiente nuestros genes, nuestros cromosomas tal y como los teníamos, la mitad de nuestro padre y la mitad de nuestra madre, sin admitir que pfizer ni nadie entrara en esa información sagrada. Estamos contentos con nuestro sistema inmune, no queremos ser Homo pfizer, estamos resueltos a seguir siendo purasangres.

No hubiéramos necesitado ningún nombre si no nos hubieran agredido con la crueldad más global nunca vista. Todo colectivo atacado en la historia necesitó un nombre que les diera fuerza. Los hijos de Dios, el Pueblo Elegido, los Panteras Negras, las feministas, los verdes… nunca se ganó una batalla social sin un buen nombre positivo y motivador.

Somos purasangre, pero muchos más pueden serlo, porque los médicos disidentes ya saben cómo desintoxicar a gran parte de los que se equivocaron, no es un término excluyente.

El Orgullo Purasangre fue y es necesario para luchar contra el mayor enemigo que la humanidad tuvo nunca, el poder oscuro y fecal de los que defienden la Agenda 2030 y el Nuevo Orden Mundial que no van a conseguir porque ya tenemos identidad, fuerza y nombre: los purasangre.

Un aullido.

SAL DEL ARMARIO

SAL DEL ARMARIO.

Fernando López-Mirones.

Descubrir o recibir una información biomédica que puede salvar cientos, miles o millones de vidas y no decirla o compartirla por temor a que nos recriminen en el trabajo ¿cómo se llama?

¿Cómo es posible que tantos médicos, biólogos, enfermeros, técnicos de laboratorio, periodistas, políticos, ingenieros, presentadores, influyentes y personas en general que a estas alturas ya saben que todo esto es una estafa global estén ABSOLUTAMENTE CALLADOS y leyéndonos en secreto sin compartir nada, ni ayudarnos, ni mojarse?

Afirman que no se pincharán ni una más, sin embargo no nos echan una mano con la falta que nos hace.

Esperan a que los que ya nos hemos inmolado profesional y socialmente les saquemos del problema sin que ellos tengan ninguna incomodidad. Dejan que pasemos delante y recibamos los tiros a pesar de estar de acuerdo con nosotros.

Cuando ganemos, serán los primeros en decir que ya lo sabían, que “desdelprincipio” estaban enterados, y saldrán a campo abierto cuando ya no haya peligro.

Por supuesto se olvidarán de nosotros, ya me lo dijo el gran Fernando Paz hace dos años: “Los que lucharon en Dunkerque no desfilaron en París”.

Puedo entender a los malos, a los engañados, incluso a los vendidos… pero me cuesta más ver a tantos que en privado me dicen “¡ánimo Mirones, estoy contigo!” pero después jamás dicen nada en su entorno, ni comparten publicaciones que los comprometan, ni hablan en absoluto de este tema.

Es una tercera clase de actitud que crece, los que esperan, seguros en sus casas, a que abajo en las trincheras alguien gane para salir después a unirse fuera de riesgo.

¡Ay si supieran que son necesarios! ¡Ay si pudiera convencerlos de que la solución está en ellos!

Si todos bajaran a las calles se terminaría mucho antes y nos ahorraríamos la ruina económica que el NOM prepara.

Por favor ayúdennos, ahora mismo el que gente normal, vacunada, que creía en todo, se haga disidente es valiosísimo porque contagian a otros con mayor facilidad que alguien como yo. A ellos no les pueden acusar de antivacunas terraplanistas porque obedecieron. Los arrepentidos tienen el poder de la convicción nueva, los que aún no se atrevieron se ven reflejados en ellos y se unen.

Por favor salga del armario, pierda el miedo a decir en su trabajo que esto ha sido una estafa, no se calle, comprobará con sorpresa que serán muchos los que se le unan, así cambiaremos el paradigma, así invertiremos la carga de la vergüenza. Usted es mucho más importante de lo que cree.

La reentrada en los trabajos y oficinas es fundamental, todo ha cambiado, el Gran Despertar se está produciendo. Igual que las autoridades no se ponen ya el pin de la Agenda 2030, rompa el tabú en su entorno aprovechando el regreso, no tenga miedo, somos ya más de la mitad.

La gente cambia el mundo pero no lo sabe.

Ese ambiente nuevo influye en los jefes y mandos, que lo perciben y relajan las normas absurdas. Que lo normal sea dudar, que lo aberrante sea creer.

Lo normal lo crea usted, con sus comentarios, con sus actitudes.

Los que llevan mascarilla ahora, tienen un problema psicológico que curar, hágales verlo. Que vean cómo nos sentimos nosotros hace dos años.

Somos primates gregarios, ya les expliqué que un 40 % de la población hace siempre lo que cree que hacen todos. Esos crean la masa crítica e inclinan toda balanza social. Ellos ya están en el lado correcto, estamos ganando sin tu ayuda ¡imagina si mañana decides empezar!

Eres importante, y si hasta ahora has sido discreto eres más importante aún, porque tus familiares, amigos y compañeros se impresionarán al verte al otro lado. Ahora tienes el prestigio que a mi me quitaron, ahora tienes el inmenso poder del arrepentido al que se le supone que carece de prejuicios.

Sal del armario, te necesitamos para volver a respirar sin permiso.

Un aullido.

NO IRÁN OTRA VEZ.

NO IRÁN OTRA VEZ.

F.L.Mirones.

Los purasangres no hemos muerto, enfermamos menos, y seguimos aquí. Sin embargo ¿cuántos polinoculados más tienen que morir para que los más reacios se den cuenta de que el exceso de mortalidad es ahora tres veces más grande que el de la supuesta mayor ola de la enfermedad mental llamada COVID?

Si cada persona que se percató de la gran mentira hace dudar a un solo allegado a la semana, en dos meses seremos mayoría… ¡y está ocurriendo!

Aunque todavía muchos no se atrevan a admitirlo delante de usted, porque saben que es negacionista, en su fuero interno no van a dejarse inyectar más experimentos génicos.

Esa es la auténtica resistencia, ese es el referéndum que vamos a ganar.

Cuando NO VAYAN, como ha pasado con los niños, cuyas dosis se están pudriendo porque más de la mitad de los padres ¡ NO HAN PINCHADO A SUS HIJOS ! veremos que esto es cierto.

Pero ¿acaso espera usted que lo digan en el telediario? No lo harán, sin embargo es la verdad.

Podrán censurarnos, podrán desinformarnos, podrán ocultar los datos, pero tras dos años de mentiras constantes la mayor parte de la gente incuba ya el germen de la duda razonada.

A menudo no lo verbalizan porque es duro reconocer que se equivocaron, pero llegado el momento, no van a volver a poner el deltoides.

Ya lo verán. Salgan ahí fuera y prediquen, este es el camino.

Un aullido.

Homo sapiens indomitus.

Fernando López-Mirones *

HOMO SAPIENS INDOMITUS.

F.L.Mirones

Incluso si yo fuera polinoculado y pautacompleta, miraría a los purasangre con admiración por haber sido capaces de resistir la mayor de las presiones jamás vista, incluso de sus parejas, padres, hijos, amigos, compañeros de trabajo y médicos.

Las personas que han sido capaces de semejante personalidad, valentía y capacidad crítica son, sin duda, lo mejor de la humanidad.

Están por todas partes, de toda edad, educación, condición e ideas. Son de una pasta especial, son los soldados que todo ejército de la luz querría en sus filas.

Son los padres que querría todo hijo, y los hijos soñados de cualquier padre. Son seres por encima de la media de sus sociedades, son la esencia de los humanos que construyeron todas las culturas y conquistaron horizontes.

Están ahí, al lado de usted, parecen normales, pero son superhéroes.

Hicieron lo que otros no pudieron, fueron el árbol que resistió el huracán de insultos, descalificaciones y marginación social.

Y lo hicieron pensando que estaban solos, creyéndose los únicos.

Eliminados de las mesas de sus propias familias en Navidad, jamás se vio nada tan cruel. Perdieron trabajos, dejaron hundirse sus carreras, se quedaron sin dinero… pero les dio igual.

Aguantaron ser discriminados, señalados, delatados y sufrieron humillaciones sin medida… pero siguieron.

Nunca antes en la humanidad hubo un casting similar, ahora sabemos quiénes son los mejores del planeta Tierra.

Mujeres, hombres, mayores, jóvenes, ricos, pobres, de toda raza o religión, los purasangres, los elegidos del arca invisible, los únicos que fueron capaces de mantenerse firmes cuando todo se hundió.

Esos sois vosotros, habéis superado una prueba inconcebible que muchos de los más duros marines, comandos, boinas verdes, astronautas y genios no han sido capaces de resistir. Estáis hechos con la materia de los más grandes que jamás existieron, esos héroes que nacen entre la gente normal y que brillan en la oscuridad.

Sí, eres tú, la culminación del espíritu del Homo sapiens indomitus.

Un aullido.

* Fernando López-Mirones es un biólogo español, profesor universitario, documentalista y divulgador científico, autor de numerosos documentales sobre Zoología, así como de numerosos artículos como éste, desmontando la farsa “COVID-19” y un excelente libro, “Yo, negacionista”, ampliamente documentado, sobre esta misma materia, por lo que se ha visto acosado y marginado desde gobiernos y autoproclamados censores del N.O.M.

¿APARECERÁN LOS 40 CADÁVERES EN LA NAVE DE LEGANES? ENTREVISTAMOS A ALBERTO ROYUELA

¿APARECERÁN LOS 40 CADÁVERES EN LA NAVE DE LEGANES? ENTREVISTAMOS A ALBERTO ROYUELA

https://cazadebunkers.wordpress.com/2022/05/17/apareceran-los-40-cadaveres-en-la-nave-de-leganes-entrevistamos-a-alberto-royuela/
— Leer en cazadebunkers.wordpress.com/2022/05/17/apareceran-los-40-cadaveres-en-la-nave-de-leganes-entrevistamos-a-alberto-royuela/